3.9.12

Amig@ mio







Fue un placer muy grande haberte "conocido".

Al principio yo siempre daba la bienvenida a mis nuevos seguidores y me acuerdo que lo hice contigo y hasta te dediqué una canción de un cantante que me gusta mucho. Te quedaste muy grato y más tarde me di cuenta que no te gustaba que yo fuera tan insinuante. Tu eres una persona reservada, no te gusta ser el centro de las atenciones... Solo me he dado cuenta de eso un poco tarde, desgraciadamente.

Hace casi un año que nos conocemos, fue casi al principio de haber creado mi blogue y tu el tuyo. Me acuerdo que me enviaste un correo y yo no sabía qué hacer con él, estuve casi a borrarlo, porque estaba en estas cosas de la net hace poco tiempo. Hasta pedí consejo a una amiga y ella me dijo que te contestara que no veía nada malo en eso. Además mi identidad estaba reservada.

Empezamos a ser amig@s, aumentamos la cantidad de presencias en nuestros contadores del blogue y del e-mail hasta un día.

Cuando yo digo hasta un día lo digo con tristeza. 

Por mi culpa y creo que alguna culpa tuya también, llegamos a un punto que por lo menos para mí, tu presencia ya estaba siendo imprescindible para sobrevivir en mi blogue. Me acostumbraste a que todas las mañanas cuando me levantaba ya tenía un correo tuyo deseándome los buenos días y siempre, siempre un comentario muy amigo en mis entradas que yo siempre publiqué a diario. Que feliz empezaba yo mis días. Empecé a escribir poemiñas con tu ayuda y hasta hoy siempre me incentivas a que yo siga haciéndolo.

En nuestro jardín llegaron algunas hierbas dañinas con espinas. Llegaron así, sin saber el porqué, de repente! Empezaste a no entenderme y a no tener paciencia para nuestra amistad.

Hoy veo que no supe entender lo que es una amistad virtual, aún es difícil... creo que no lo voy entender nunca. Para mí el sentimiento de la amistad es solo uno.
Después de leer hoy tu entrada (hace tanto tiempo que no publicabas!), me apeteció escribirte esta carta y decirte que mi deseo es que sigas siendo feliz y que te sigo queriendo mucho.
Te has dado cuenta que no te nombro? Yo sé que no te iba a gustar.

Un beso de tu amiga que jamás te olvida,
Flor

Sem comentários:

no copiar