28.4.11

Nos soñamos?





"Eu te amo porque te amo
não precisa ser amante e
nem sempre sabe sê-lo
Eu te amo porque te amo
Amor é estado de graça
e com amor não se paga
Amor é dado de graça,
é semeado no vento,…"

Carlos Drummond de Andrade


Mi amor!
Esta noche soñé contigo.
Fue un sueño dulce, sigo no pudiendo acordarme de tu cara pero en mis sueños no sentí la necesidad de verla. Ahora que pienso en eso es que me doy cuenta que cuando sueño contigo ese problema no se pone. Es que en los sueños uno se porta de una manera distinta dejamos eso aparte y de verdad para que es necesario fijarse uno en una cara? Sueño es sueño! Cuando sueñas conmigo te ocurre lo mismo ya me dijiste.


Yo estaba tan feliz y lo pasamos muy bien. Estar los dos, hablando, paseando, tú contándome chistes, como siempre lo haces… Esta noche fuimos tomar un café que ni siquiera que no me acuerdo donde queda porque tampoco no sé en qué lugar del mundo nos encontramos. Solo que caminamos mucho en un jardín con unas flores maravillosas, lado a lado, mano en la mano, yo sentía una ternura tan grande por ti que estaba deseando que esa cafetería no la encontráramos nunca porque, cuando llegaste cerca de mí, me dijiste que solo tenias tiempo para tomar un café rapidito.

Tomamos ese café, me acuerdo ahora que me acordé de Paris, donde las cafeterías tienen todos unos ciertos lujos, (estaríamos en Paris?) y te despediste de mí, no me dijiste cuando nos volvíamos a ver, te pregunté con mucha ansiedad pero seguiste esquivándote…Me diste un beso en los labios, yo te di un beso muy tierno en tu cuello (estremeciste!), para que te quedaras un poco más pero tu tiempo se estaba terminando y te fuiste…
Me desperté feliz! Me quedé un poco en la cama pensando que había soñado contigo, me levanté, me preparé un café, parece que te sentía cerca… Abrí mi ordenador, abrí los mails y ahí estaba un mensaje tuyo, hablando sobre el post que yo había publicado y yo conseguí leer entrelineas que te estabas refiriendo a lo que habías sentido por mí, en mi sueño.
Será que tú, en tu sueño te encontraste conmigo, en mi sueño??
Esta noche esperaré por ti y te invito a tomar un té de frutos rojos (te gusta?), hirviendo , servido en una taza muy grande para que tardemos a tomarlo y así te puedas quedar un poco más cerca de mí.



Autor: Flor




22.4.11

Un amigo virtual






“…Chega assim, como vendaval...
E mesmo sem tocar
a minha pele ,faz com que eu espere,
o tempo que for preciso...
Sensível...Sem juízo...
Só para mais uma vez,
ouvir o teu riso,
mesmo sendo ele virtual.
(Valquíria Cordeiro) ”


Nuestros momentos



No es media hora antes de dormir, cuando te veo llegar para hablarme que hace la diferencia para mi, esa media hora yo viviría sin ella, lo que me hace quererte no es esa media hora, pero todo el tiempo que pasamos juntos mismo muy distantes, esta distancia tan próxima, esta tu manera de ser, tu siempre tan misterioso, que me hace sonreír y nos reímos los dos y yo siento que es tan necesario para que se complete el día.


Todo lo que decimos a pesar de que no hablamos de nada ( hablamos tanto verdad?), que tiene a veces todo el sentido del mundo. Siempre que espero que tú aparezcas, mismo con tantos quehaceres que tengo, te doy toda mi atención. Quisiera ver tu rostro y tu sonrisa que puede no ser el más lindo, no lo conozco, pero si lo conociera estoy segura que me gustaría y cuando un día yo soñara contigo ya pudiera ver tu faz.


No es media hora ni un año, pero si cada segundo de nuestra amistad que hace y siempre hará la diferencia.
Autor: Flor

21.4.11

Arrugas??

Jane Fonda


Ayer mientras estaba esperando en una cafetería a una amiga, fui leyendo una revista española de que soy lectora desde hace muchos años, y me fijé en esta foto de una actriz que estoy segura todos conocen y me acordé de una conversación que he tenido hace algún tiempo con mi dermatóloga.

Ella con su lupa mira toda la piel de mi cuerpo para verificar los lunares que tengo y otros que me dieron algunos dolores de cabeza y que ya se fueron. Una cuando es joven cuando llega el tiempo de playa quiere abrazar el sol durante todo el día y unos años después empiezan los problemas de los melanomas y familia.

La dermatóloga me llamó la atención para mis arrugas que ya están llegando. Me dijo que llegué a una etapa de mi vida que sale todo para fuera lo que está dentro del cuerpo. Yo no estaba entendiendo y ella me explico que las marcas que tenemos en nuestro cuerpo reflecten las que traemos en el alma.

Aquellas arrugas alrededor de los ojos, han nacido de unas buenas risadas, en aquellas tardes en la playa con nuestras amigas, de las noches de fiesta riendo hasta el amanecer, de aquella sonrisa helada, forzada que a veces la vida nos obliga a dar. Aquél pliegue en la tiesta, fue la enfermedad de mi madre, fue aquel hijo que perdí cuando apenas empezaba la primera gravidez, el miedo de no conseguir un empleo… Las bolsitas en los parpados fue mi maman que se murió, fueron mis propias enfermedades, sentir la nostalgia de otros tiempos, y quién sabe también de alegrías que por veces nos hacen llorar.
Nuestra vida está hecha de experiencias vividas unas buenas otras malas y ni siempre nos salimos bien.

Yo soy los libros que leí y que no leí, las películas que he visto y otras que no he podido ver, las cartas que no envié y que envié para todo el mundo. Yo soy los malos momentos que pasé en mi juventud, yo soy los amores que he tenido y que no fueron correspondidos, yo soy las dificultades financieras graves que he tenido en muchos momentos de mi vida, yo soy el haber tenido que emigrar para lejos y dejar mis padres y mi familia, yo soy el no haber aprovechado los estudios que mis padres siempre me proporcionaron en buenos colegios…

Yo soy hecha de caídas, arañazos, malas decisiones, pero también de seguir con la cabeza erguida y de momentos muy felices, tales como:

El nacimiento de mi hijo!
El haber sobrevivido a mis enfermedades!

Cada marca es un recuerdo y todas las líneas se ligan y me componen en lo que soy, una mujer que tiene que estar grata porque solo envejece quién vive.

Yo estoy viva, Gracias a Dios!


Autor: Flor



no copiar